NICOLAS COLSEARTS SE LLEVA EL VOLVO MATCH PLAY

FUENTE - http://www.golfreportlatino.com

 

El belga Nicolas Colsaerts se ha llevado el Volvo World Match Play de Finca Cortesín tras vencer en una preciosa final al norirlandés Graeme McDowell por 1 Up en un intenso partido con muchos errores por parte de los dos jugadores y donde el viento y el cansancio acumulado del fin de semana ha podido ser determinante a la hora de ganar el torneo.

Tenía que ser Nicolas Colsaerts, un jugador que ha demostrado que con Volvo se lleva bien. El belga ha conseguido un nuevo triunfo en un torneo patrocinado por esta marca automovilística. Ganador del Volvo Open China en 2011 y tercero en Finca Cortesín el año pasado, este año ha terminado cuarto en el Volvo Golf Champions y segundo en el Volvo Open de China. Ahora suma un nuevo triunfo y se quita la espina del año pasado, cuando cayó ante Poulter en semifinales.

No ha sido fácil la victoria aunque el belga ha ido de menos a más. En la final, con Graeme McDowell, el viento parecía poner las cosas difíciles a ambos jugadores, que llegaban de una semifinal muy disputada, con parón por amenza de tormenta incluida.

Después de dos hoyos con el par para ambos, Colsaerts dio el primer paso con eagle en el 3 frente al birdie de McDowell. Sin embargo, poco duró la alegría porque en el 4 un doble bogey devolvió las tablas en el marcador. Pero el belga no se dio por vencido y otro birdie en el seis le puso de nuevo por delante.

La tensión se mascaba y otra vez empezaron los errores. Colsaerts pinchó en el siete, McDowell en el 8 y Colsaerts lo volvía a hacer en el 9, de manera que llegaban a la mitad del recorrido empatados. El cansancio y la tensión ya no se escondían en un partido que en los primeros nueve hoyos había tenido de todo. Sin embargo, el más regular había sido McDowell, con un birdie y un bogey, mientras que Colsaerts había firmado ya egale, birdie, bogey y doble bogey.

En la segunda vuelta, más de lo mismo. Tras el par de ambos en el 10, McDowell cometió bogey al 11 y daba ventaja a Colsaerts. En el 12 ambos fallaron con el putt para firmar bogey, McDowell con corbata incluida, y en el 13 el norirlandés falló el segundo golpe para volver a hacer bogey y ponerse dos abajo. Después de los tres bogeys, alcanzó el birdie en el 14 y recuperó un hoyo.

En el 15 no pasó nada, con para para los dos jugadores pero en el 16 y en el 17 un birdie para cada uno dejaba las cosasa con mucha emoción con uno de ventaja para el belga a falta del 18. Un par cinco en el que podía suceder cualquier cosa. Al final los dos hicieron par y el belga ganó por uno arriba.

Nicolas Colsaerts ha jugado mejor el fin de semana. Tras pasar la primera fase en el desempate con Schwartzel, su actitud cambió en octavos y cuartos, donde ganó por 4 y 3 a Justin Rose y Brandt Snedeker, mientras que en semifinal peleó a lo grande con Paul Lawrie y logró el pase a la final en el segundo hoyo de desempate.

McDowell, por su parte, tras ganar a Karlsson en su estreno por un hoyo, se deshizo de Jbe Kruger por 4 y 3, para acceder a octavos contra Richard Finch y ganarle por 3 y 2. En cuartos tuvo que emplearse a fondo para eliminar a Sergio García en el hoyo 19, mientras que en la semifinal superó a Rafael Cabrera en el hoyo 18. Quizá por eso llegó algo más cansado y lo ha podido notar.

Colsarts, feliz, ha confirmado su idilio con Volvo en un torneo que de nuevo ha demostrado que el formato Match Play es más emocionante y más golf en estado puro.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0