REGRESO TIGER??

por Manolo Créon

 

El jugador más importante de las últimas dos décadas de golf vuelve ganar uno de los torneos más importantes del año quedándose con el players championship, considerado por varios como el quinto major.

 


Después de su momentáneo retiro en 2010 y su regreso en la senda del triunfo en 2011, la gente sigue preguntando si Tiger está de regreso, esperando ver a un Tiger Woods arrasador, espectacular y ganador de majors por destajo.

Después de verlo jugar y ganar el players championship no cabe duda que no hay nada más lejano a volver a ver a ese Tiger Woods que vimos en los años 1999 y 2000 y ni si quiera un Tiger cercano a lo que nos ofreció en 2010.


Tiger solía ser un jugador fuera de serie hablando de un drive descomunalmente largo pero muchas veces errático, lo que causaba que Tiger tuviera unos tiros de recuperación  con los que cualquier amateur soñaría, el Tiger de glorias pasadas solía arriesgar todo en los pares 5 para llegar al green de 2 golpes y buscar un águila o por lo menos un birdie.


El ultimo Abierto Britanico que jugó en 2011 el norte americano se colocó en la tercera ronda cerca de los lideres a base de usar puros fierros y castigar el driver, en este caso la falta de agresividad de lo costó el torneo;  En el Players Tiger volvió a hacer lo mismo castigando su driver por un reluciente hibrido rojo que incluso lo traiciono en el hoyo 14.


El ejemplo más claro de un Tiger más conservador es lo que vimos en el hoyo 17 de sawgrass, cuando el norteamericano y el español Sergio García venían empatados, Woods un grupo por delante de García, el número uno del mundo buscó la parte más ancha del green asegurando el par y no tomando riesgos que podrían haber significado una victoria segura a un hoyo por jugar,  a diferencia de García y Linghmert, en ambos casos buscaron la gloria arriesgando todo, el único problema fue que García el hombre que iba empatado fallo dos veces el tiro, caso contrario de Linghmert quien acertó y fue al final el que pudo competir por el campeonato.


Es cierto Tiger está haciendo lo necesario para ganar y de hecho Tiger nunca había ganado cuatro torneos al primer trimestre de año, pero también es importante considerar el efecto psicológico que causa tener al número uno y leyenda del golf atrás de ti, mismo que sucede cuando entra Leo Messi o Cristiano Ronaldo a la cancha de futbol, si a eso le agregamos el hecho que el No 1 del mundo disminuyó considerablemente el margen de error en cada juego, tenemos ahora un nuevo Tiger Woods uno muy efectivo pero nada espectacular.


 No cabe duda que el actual No 1 del mundo está en camino a una de sus mejores temporadas y no dudo que pueda lograr otra vez el  “Tiger Slam” es decir ganar  el US Open, el Abierto  Británico y el PGA Championship el mismo año, y el Masters el próximo año, sin embargo no es el mismo jugador que le reino en el mundo del golf desde 1999.


La temporada es larga y queda mucho por ver y con suerte veremos mas torneos llenos de drama, emoción y Tiger Woods, esperemos ver al norte americano arriesgar mas y regresarnos esa emoción que nos regaló años anteriores, aunque también queda la puerta para algún novato irreverente como Linghmerth dispuesto a atentar contra el No 1.

 

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0