ES MI OPINIÓN... @patoaguilar73 #VolvamosALasBases

Por - Patricio Aguilar Delgado

 

#VolvamosALasBases

 

El 29 de mayo de 1985 yo estaba en la sala de mi casa viendo a través del televisor blanco y negro de mi abuelo, el previo del juego entre la Juventus, equipo que me gustaba porque ahí jugaba Michel Platini, y el Liverpool. Tenía 12 años.

 

Era la final de la Copa de Europa. De pronto y antes de iniciar el partido en la tribuna hubo un gran alboroto, hubo pleito y murieron muchos aficionados. “Una tragedia”, decían. “No es posible”, señalaban.

 

Al otro día, los encabezados de los diarios deportivos en los puestos de las esquinas decían precisamente eso: ¡Tragedia!.

 

Resulta que teniendo como escenario el estadio de Heysel en Bruselas, Bélgica, los aficionados del Liverpool provocaron a los de la Juventus y se desató un movimiento de avalancha humana por los italianos que, temiendo ser agredidos se empujaron, aplastaron y asfixiaron matando a 39 aficionados y dejando heridos a más 600.

 

Las imágenes de las ambulancias en el campo y de los aficionados tendidos en el pasto eran dantescas, tristes y muy impactantes. Sin embargo, no alcanzaba aun a medir la dimensión de lo que mis ojos estaban viendo en la tele.

 

-       El castigo 

 

Estaban de moda los “Hooligans”, grupo de vándalos desenfrenados y “aficionados” a un equipo que peleaban por el simple gusto de hacerlo y tomaban en este caso el futbol como el pretexto perfecto para enfrentarse con aficionados rivales y liarse brutalmente a golpes.

 

En Italia los radicalizados “ultras”, que eran lo mismo pero en italiano, vieron también ese día, el mejor escenario para toparse con los ingleses provocando una tragedia.

 

Los directivos sancionaron a los clubes ingleses con 5 años sin participar en cualquier competencia oficial y al Liverpool con 10 años fuera de eventos internacionales, además, exigieron fichar a los aficionados y prohibirles la entrada a cualquier estadio de futbol.

 

Lo anterior dio al traste al nivel competitivo de Inglaterra, sus clubes no jugaban en ningún lado y su Selección daba tumbos donde quiera que se presentara. Fue hasta 1989 luego de una tragedia de 96 aficionados en Hillsborough que el gobierno inglés ordenó cesar el movimiento “hooligan”.

 

-       Los encierran en una isla

 

El movimiento se popularizo en el Reino Unido y en países como Bélgica y Holanda.

 

En 1990 se realizó el Mundial de Futbol de Italia y obviamente el temor de otra tragedia estaba latente. El sorteo “curiosamente” mandó a Inglaterra, Holanda, Irlanda y Egipto al mismo Grupo y con sede en las islas de Sicilia y Cerdeña.

 

“Teniéndolos encerrados en una isla, será más sencillo controlarlos”, declaró la policía italiana a la prensa internacional. Afortunadamente nada sucedió.

 

En  los años siguientes, los problemas se presentaron de forma esporádica aunque no sin ser terribles y lamentables, como la cobarde agresión al guardia francés David Nivel previo al Mundial de Francia 98, que lo tuvo en coma.

 

-       La actualidad

 

Es una pena nuevamente ver a estos tipos embrutecidos por las drogas y el alcohol tomar las calles de Francia y sembrar el terror entre los ciudadanos. Nuevamente están fuera de control y los intentos por calmarlos parecen inútiles.

 

Pero no los miremos a distancia y nos preocupemos porque sucede en Marsella. En Torreón, en Monterrey, en la Ciudad de México o en Guadalajara sucede cada vez con mayor frecuencia y a nosotros nos parece “chistoso”. ¡Qué tontos somos!.

Están fuera de control y no hacemos NADA por cambiar la actitud.

 

Mientras sigamos celebrando las tonterías de las porras de Pumas, Tigres o América, las “mamarrachadas” del Tuca y solapemos las trampas de los que se tiran y meten mano… nuestro “Hooligan” interno estará cada vez más cerca de triunfar.

 

No es posible que sucedan cosas como los baleados en un campo de béisbol en Acatzingo o la matanza del bar en Orlando y se nos haga “NORMAL”.

 

¡Venga!, sigamos enseñándole a nuestros hijos que gritar “ehhhhhh” puto!!, es “NORMAL Y CHISTOSO”… luego no lloremos cuando los veamos metidos en una tragedia como las anteriores y entonces sí, ya no haya remedio.

 

 

Nos leemos en este mismo espacio la próxima semana mientras tanto, los espero de lunes a viernes a las 5:55 am en TV3 Noticias, a través de TV3 / Sígueme en Twitter y comenta @patoaguilar73 y en Facebook/Patoaguilar

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0