EL LADO DESCONOCIDO DE TIGER WOODS

Foto: ESPN.COM
Foto: ESPN.COM

 

su obsesión por el adiestramiento militar

 no se sabe exactamente cuándo volverá Tiger Woods al PGA Tour. Con 40 años cumplidos en diciembre, su carrera ingresó en un cono de sombras, sobre todo a partir de una serie de lesiones, operaciones y un replanteo general de su vida. Un amplio reportaje de ESPN.COM describe en detalle la etapa en la que el californiano se sometió a entrenamientos militares en paralelo con sus éxitos en el golf.

Estos son algunos párrafos de la nota en los que se menciona su vínculo con los Navy SEALs:

"Tiger fue víctima de muchas cosas, algunas bien conocidas y otras profundamente privadas: sufrimiento, soledad, deseo, libertad y su fijación por la profesión de su padre, la carrera militar. Estas fuerzas comenzaron a influenciar la vida de Tiger casi en cuanto su G-IV aterrizó en Orange County, después de haber enterrado las cenizas de su padre".

"Siempre hay una capa de misterio que se interpone entre padres e hijos, incluso entre aquellos tan cercanos como Tiger y Earl Woods. Vivían vidas tan diferentes. Earl se unió a las Boinas Verdes porque consideró que era el único lugar en donde un hombre de color podría ser tratado con justicia, y cuando se retiró, jugó golf todos los días. (Antes de su hijo, Earl tenía el handicap más bajo del campo de golf Navy, cercano a su casa, a pesar de no haber tomado un palo de golf hasta que cumplió los 42 años). Había cosas que Tiger nunca pudo saber sobre el combate, así como Earl nunca pudo comprender el precio de la fama de su hijo".

" Tiger y Earl hacían todo juntos; mandaban pelotas hacia una red en la cochera o pasaban horas en el campo de golf, y cuando terminaban, Earl pedía una Coca-Cola light con ron y Tiger una Coca con cerezas, y se sentaban a disfrutar sus bebidas como un par de viejos. Al profesional de golf del campo de Navy, Joe Grohman, le preocupaba que Tiger no tuviera amigos de su misma edad hasta la preparatoria. Sus amigos eran Earl y sus camaradas del ejército. Sus compañeros de golf eran viejos soldados y marineros retirados, y a veces algún miembro del servicio activo que vivía cerca de Los Ángeles. Los aviones de combate despegaban y aterrizaban en la pista paralela a los hoyos 17 y 18. Tiger escuchó las historias y vio el profundo cariño que incluso los desconocidos sentían los unos por los otros. Toda su infancia giró en torno de esos hombres y sus reglas".

"Tiger dio un discurso a la Clase 259, que estaba por comenzar la primera fase, y les dijo algo que nunca había dicho en público: cuando era joven, quería ser un SEAL. A la clase le encantó el consejo de Tiger sobre la preparación mental y la concentración, mientras que los instructores hicieron un gesto de incredulidad cuando Tiger dijo que habría sido uno de ellos si no hubiera sido por el golf. Ellos han visto a medallistas olímpicos y a futbolistas de primera división abandonar el entrenamiento porque no toleran el sufrimiento. Uno de los mejores triatletas renunció".

La nota de ESPN.COM completa, en este link

gs

Escribir comentario

Comentarios: 0