UNA BOLA DE GOLF QUE ALIMENTA PECES

A su inventor le invitaron a tirar bolas en uno de los muelles de Manhattan, y de repente se encontró metido en un pasillo, en un túnel, en un habitáculo inmenso, eso sí, pero la bola se estrellaba contra la inmensa red. «Ni veías hasta donde llegaba bola, ni donde caía, ni si cogía algún efecto. Nada.

 

Era como practicar el lanzamiento de Basketball y que, nada más, salierala pelota de tu mano ésta se estrellase en un muro, sin poder saber si habías logrado canasta». «Lo ideal», le sugirió su amigo, «sería hacer el swing hacia el mar y que la bola volase hasta el agua, pero está prohibido porque no se pueden verter plásticos al mar debido a su nula degradación y su alto impacto contaminante».

 
Esa misma noche se le ocurrió la solución. El truco, el invento, el negocio, consistía en crear una bola para poder practicar en cruceros, playas, embarcaderos, y hoteles en primera línea de mar, plataformas marinas o petrolíferas, cruceros, transatlánticos, pantanos, lagos, ríos y otros entornos acuáticos, siempre lanzando la bola al agua para que el jugador pueda alcanzar su objetivo final: saber que su swing ha sido bueno, la potencia de su golpe ideal y el efecto. 

Ya hay bolas de golf biodegradables, pero la que ha ideado está fabricada con polímeros y materias primas no contaminantes, capaces de soportar impactos de hasta 1.000 kilos y velocidades superiores a los 200 kilómetros por hora y, sin embargo, una vez en el agua deshacerse, en cuestión de 48 horas. Mejor aún, y esa es la gran novedad: liberar el corazón, el centro de la bola, que no es otra cosa que una bola de alimento para los peces, la misma comida que se utiliza en las piscifactorías. 
ECOBIOBALL es una pelota de golf que a simple vista no tiene nada de especial, ya que sus características físicas no difieren mucho de una bola normal.

 

  • Peso: 50'5 gr ± 1,5 gr 
  • Diámetro: 42,8 mm ± 1 mm 
  • Color: gris amarillento 
  • Nº de hoyuelos: 412 hexagonales 
  • Capas: bicapa (núcleo de comida para peces y cubierta de polímero sintético soluble en agua) 
  • Resistencia al impacto: 779,47 J/m² (ASTM D256-Test Izod)
  • Toxicidad en Daphnia: No tóxica según método OCDE 202 
  • Toxicidad en peces: No tóxica según método OCDE 203 
  • Biodegradabilidad: Biodegradable según método OCDE 301D


Dadas las especiales características de ECOBIOBALL, las distancias que se consiguen cuando se practica con ellas, son iguales o algo inferiores comparadas con las conseguidas con las bolas que se utilizan en los campos de prácticas, dependiendo del tipo de palo que se use. En el caso de los hierros cortos, la distancia es exactamente la misma, con los hierros largos, ésta puede alcanzar hasta un 80%, y con las maderas se alcanza un 70% aproximado de la distancia habitual.

 

En cualquier caso, el objeto de ECOBIOBALL no es conseguir la distancia máxima sino tener la posibiulidad de practicar en entornos marinos sin contaminar y aportando valor añadido al medio.