Humberto Berger fallece a los 83 años

Oriundo de Trujillo, Perú, Berger nació en 1933 y en los últimos cinco años fue uno de los grandes aliados del PGA TOUR Latinoamérica. Siendo miembro de Los Inkas Golf Club de Lima, fue pieza clave en el éxito que ha construido con el paso de los años el Lexus Perú Open, uno de los eventos más aclamados en el calendario del Tour.

Su amor y dedicación al golf lo llevó a ser también parte vital en la formación del Tour Sudamericano, circuito fundado en 1991 y predecesor del Tour de las Américas, este último en operación hasta el 2011. Luego de iniciar con cinco eventos en Perú, Venezuela, Chile y Brasil, el éxito del circuito fue tal que llegó a tener competencias en ocho países de la región.

Con la creación del PGA TOUR Latinoamérica en 2012, Berger se posicionó como uno de los aliados más fuertes del proyecto. Henrique Lavie, quien dejó el golf profesional para dedicarse a la administración deportiva, fue uno de los más allegados a Beger cuando tomó el cargo de comisionado del Tour de la Américas.

“El doctor Humberto Berger fue más que un amigo para mi. Siempre lo consideré mi mentor. Su trabajo fue incalculable y siempre soñó con el crecimiento del golf en la región. Hoy en día, el PGA TOUR Latinoamérica, en conjunto con la Dev Series, trabajan en el desarrollo de 35 eventos en 16 países diferentes. Su sueño se hizo realidad”, aseguró Lavie, quien hoy en día asume como director ejecutivo de la Dev Series.

“Siempre fue un gran consejero, una persona que admiré mucho. Mi acercamiento con el Tour Sudamericano y hoy en día con el PGA TOUR Latinoamérica, fue gracias al doctor Humberto Berger”, sostuvo el venezolano, quien decidió dejar el profesionalismo en parte por consejo de Berger.

Entre su extensa hoja de vida resalta su presidencia en el Tour Sudamericano entre 1991 y 1998. Durante ese periodo fue testigo del crecimiento de grandes estrellas del golf regional como Ángel Cabrera, Carlos Franco y Andrés Romero.

Jack Warfield, presidente de PGA TOUR Latinoamérica, también tuvo algunas palabras sobre el fallecimiento de Berger.

“El golf latinoamericano ha perdido un gran aliado y un excelente amigo. Cuando hice mi primer viaje a la región en 1997, Humberto estuvo muy entusiasmado con las posibilidades y oportunidades que se podían abrir para los jugadores y el desarrollo del juego en América Latina. Su entusiasmo nunca disminuyó a pesar de los constantes desafíos y siempre estuvo orgulloso de nuestro progreso. Tristemente nos deja pero su impacto en el deporte perdurará”, sostuvo Warfield.

Berger fue cremado este lunes 14 de agosto en Lima. Hasta sus últimos momentos lo acompañó su esposa Diana, su hijo Daniel y varios de sus nietos.