Pese a un empate en la ronda de individuales Estados Unidos mantiene su dominio en la Solheim Cup.

La empresa europea se había puesto muy complicada con cinco puntos por debajo de cara a la jornada final de indivduales. Los platos fuertes abrieron la competición. La capitana estadounidense no quiso especular y comenzó con Lexi Thompson. En todo caso, Anna Nordqvist plantó batalla y consiguió el empate ganando en el 18, y eso que se puso cuatro arriba en el inicio pero la americana pudo reaccionar.

 En segundo lugar George Hall, rookie europea, se las tuvo que vercon Paula Creamer, toda una veterana Hall, que venía de conseguir dos puntos en cuatro partidos cedió por la mínima y se puede ir con la conciencia muy tranquila de haber hecho una buena Solheim.

 Asi las cosas, Mel Reid tampoco pudo con Cristie Kerr que superó a la británica por 2 y 1 y se desinflaba la remontada. Aún así Catriona Mathew demostró su buen hacer y logró otro punto superando a Stacy Lewis por 1up. El empate de Karine Icher ante Angela Yin y la contundente victoria de Caroline Masson frente a Michelle Wie daba esperanzas a las chicas de Sorenstam.

 Sin embargo LIzette Salas puso orden ganando a Jodi Ewart por 1up y Gerina Parker superaba por 4 y 2 a Florentina Parker. De poco servía el triunfo de Hull sobre Lang y la clara victoria de Carlota Ciganda ante Lincicome por 4/3, o el punto de Sagstrom sobre Austin Ernst por 3 y 2. La derrota era ya era ya inevitable y Kang ganaba 3 y 1 a Pedersen para confirmar la décima Solheim de Estados Unidos.