‘Hackean’ fotos íntimas del teléfono de la exnovia de Tiger Woods

Lindsey Vonn, exnovia de Tiger Woods, es la última víctima de la piratería, según informa la revista People.

El móvil personal de Vonn fue hackeado y de él obtuvieron fotos íntimas filtradas de la pareja. "Es una invasión vergonzosa y despreciable de la privacidad que alguien pueda robar ilegalmente y publicar fotos privadas íntimas", ha dicho el portavoz de Vonn.

"Lindsey tomará todas las medidas legales necesarias y apropiadas para proteger y hacer valer sus derechos e intereses. Ella cree que las personas responsables de hackear sus fotos privadas, así como los sitios web que alientan esta conducta detestable deben ser procesados", añade el portavoz

Las fotos fueron tomadas hace varios años, mientras que Vonn, de 32 años, y Woods estaban saliendo.

Vonn, que se separó de Woods en 2015, ha estado saliendo con el ex entrenador asistente de Los Angeles Rams, Kenan Smith, desde el año pasado

La chica dorada del esquí estadounidense formó con Woods una de las parejas más famosas del deporte. Lindsey Vonn aún tiene buenos recuerdos de su relación con la superestrella del golf, Tiger Woods. "Quiero decir, lo amé y todavía lo amo", dijo Vonn en el programa Alpine Edge de CNN.

Cuando su relación terminó Vonn lo atribuyó a "sus vidas increíblemente ajetreadas que los obligan a pasar tiempo separados". "Pasé tres años increíbles con él", dijo a CNN la esquiadora. "Algunas veces las cosas simplemente no funcionan y desafortunadamente no funcionó para nosotros".

"Pero no me arrepiento de nada y pienso que ambos estamos en un mejor lugar".

Vonn conoció a Woods en un evento benéfico en 2012, antes de hacer público su amor el uno por el otro en una publicación de Facebook, en marzo de 2013. Su divorcio del exesquiador estadounidense Thomas Vonn se formalizó a principios de ese año, tras ser iniciado en 2011, cuatro años después de su boda.

Woods, quien se divorció de su exesposa Elin Nordergren, en 2010, hablaba con entusiasmo de Vonn y permitió que sus hijos, Sam y Charlie, llegaran a conocerla.

El golfista, de 41 años, fue detenido el 29 de mayo pasado en Júpiter, Florida, donde la policía lo encontró dormido en su Mercedes-Benz al lado de la carreteracerca de su casa. Más tarde, dijo en una declaración que su condición fue el resultado de una reacción a la mezcla de varios medicamentos recetados.

Woods se declaró culpable de conducir imprudentemente y aceptó participar en un programa de rehabilitación. El ganador de 14 torneos de Grand Slam completó en junio lo que llamó un programa de tratamiento intensivo para ayudarle a manejar los medicamentos que estaba usando para combatir el dolor de espalda y el insomnio.

fuente - www.elpais.com