DESCIFRA OOSTHUIZEN EL CHAPULTEPEC

El sudafricano Louis Oosthuizen hizo de su primera ronda en el World Golf Championship-Mexico Championship, un paseo por el parque.

En su 34ta aparición en un World Golf Championship, Louis jugó una impecable ronda de 64 golpes, 7 bajo par, producto de cinco birdies y un águila, con lo cual se apoderó del liderato de 18 hoyos por primera vez en sus 137 salidas en el PGA TOUR. ¿La clave? Capitalizar los tiros de salida.

“Sí, realmente he jugado de una manera sólida. Le estoy pegando muy bien. Tengo mucha confianza en mi driver y saliendo en muchos de los hoyos y haciendo buenos swings. Le he estado pegando muy bien las últimas tres o cuatro semanas, dos de esas semanas he estado entrenando en Palm Beach. La semana pasada sentí que jugué muy bien. Aquí todo se trata de los greens y de ponerte en una posición decente”, comentó el campeón del British Open en 2010.

Aún nada está escrito.  El tablero luce cerrado con el inglés Chris Paisley, el estadounidense Xander Schauffele y el indio Shubhankar Sharma, todos empatados en segundo lugar y apenas un golpe atrás de Oosthuizen. Esta primera ronda es de ensueño para Sharma, de 21 años de edad, quien no sólo debutó en un evento WGC, sino que ésta también fue su primera ronda en el PGA TOUR.

Sin embargo, la “Madre Patria” se hace sentir en México. Tres de los cuatro españoles en el torneo se ubican en el top 10. Rafa Cabrera Bello fue el que sacó la mayor ventaja con ronda libre de bogeys para firmar tarjeta de 66 (-5). El de Las Palmas, España desplegó el buen juego que le ha hecho terminar en el top 30 en cada una de sus seis apariciones en el PGA TOUR esta temporada.

“Me puse en algunas situaciones complicadas y mi juego corto estuvo bien. Un par de putts, putts largos que tuve para par, pero pude manejarlos para embocar y el resto fue un golf muy consistente”, explicó Cabrera Bello.

La buena ronda ibérica fue completada por Jon Rahm, quien se ubicó en el séptimo peldaño en solitario con 67 golpes, mientras que Sergio García empató en octavo sitio junto con Pat Perez, Tony Finau, Brian Harman y Rickie Fowler.

El venezolano Jhonattan Vegas tuvo un día de altibajos, en el que pudo rescatar el score bajo par en su último hoyo, el 9 par 4 para un total de 70 golpes. La altura le cobró factura al oriundo de Maturín, quien se voló los greens en varios hoyos, pero se mantuvo en la pelea gracias a su juego corto.

“Yo soy un jugador bastante agresivo y siempre seguiré mi patrón de juego, pero el campo requiere un cierto juego, no puedes jugar a ir al green a todos los hoyos ni un fierro corto a todos los hoyos, así que hay que crear un plan y creer que te va a funcionar”, señaló tras la ronda.

Más allá del tablero y la emoción por conquistar su cima, los gritos de “Venga paisano” acompañaron a Abraham Ancer desde el tee del hoyo 1 hasta que subió al green del 18. El mexicano firmó par de campo tras un tambaleante inicio que atribuyó a los nervios, aunque su segunda vuelta le regresó al par de campo para culminar empatado en el sitio 32.

“Un poquito flojo los primeros nueve hoyos, obviamente sentía a la gente arropándome, estuvo muy bonita la afición. Nunca había sentido algo así. De todo se aprende y ya después poco a poco me fui calmando y calmando. Jugando muy bien, la verdad los últimos nueve hoyos los jugué muy sólido. Si sigo haciendo lo mismo va a ser un buen resultado”, comentó Ancer.