Vegas le saca una sonrisa a su golf para quedar a un golpe de los seis líderes del PLAYERS; Grillo remonta y Woods sufre

Cuando la segunda ronda comience este viernes en THE PLAYERS Championship, el venezolano Jhonattan Vegas y el argentino Emiliano Grillo verán sus nombres cerca de lo más alto del tablero en Ponte Vedra Beach, Florida.

Eso, a pesar de que estas dos figuras del PGA Tour llegarán a la segunda vuelta en el TPC Sawgrass con dos perspectivas ampliamente diferentes con respecto a lo sucedido en sus positivos estrenos.

“Es difícil no tener una sonrisa cuando uno tira 5-bajo par en este lugar,” dijo Vegas, quien abrió con una ronda de 67 tiros (-5) que lo ubica a un golpe de los seis líderes que tiene el certamen conocido como el “quinto major“. Cabe agregar que el actual 96° del ranking de la FedEx Cup llegaba a este torneo sin conseguir un Top 20 en sus últimas cinco presentaciones, por lo que su debut en el TPC Sawgrass se puede catalogar como esperanzador.

Mientras el venezolano aparece en un meritorio séptimo lugar, Grillo (38° de la FedEx Cup) ocupa el vigésimo séptimo puesto después de concretar una espectacular remontada de +2 a -3. De hecho, su 31 (-5) en los segundos nueve hoyos le permitió firmar una sólida vuelta de 69 impactos (-3) y quedar a tres golpes de los punteros.

De igual forma, el chaqueño de 25 años no estaba del todo conforme.

“No jugué mi mejor golf”, señaló Grillo. “No jugué como necesito jugar aquí. Emboqué algunos largos putts para birdie y otros para salvarme que me mantuvieron en juego, además de que pude cerrar los Par-5 en 3-bajo par. Eso ayuda en cualquier campo de golf.”

De todas maneras, Grillo sabe que una mejor ronda lo puede poner en posición de levantar el trofeo del PLAYERS este domingo. El argentino manifestó que jugó mejor en los primeros nueve hoyos, donde terminó +2 con un bogey en el hoyo 8 y un doble bogey en el hoyo 5, que en las segundas nueve banderas. En el back nine, el chaqueño anotó cinco birdies que lo dejaron con su total de 69 toques (-3).

“Mi resultado no refleja cómo jugué, ni en la ida ni en la vuelta”, dijo Grillo tras sumar seis birdies, un bogey y un doble-bogey. “Estoy muy feliz por eso, porque pudo haber sido uno de esos días de 75, 76 que te dejan sin chances. Ahora tengo que ir a trabajar, pero definitivamente ayuda haber tenido un final así”, agregó el argentino, que viene de sumar tres Top 20 en fila y 16 cortes superados de manera consecutiva en el PGA Tour.

Mientras tanto, Vegas tuvo una ronda libre de bogeys donde acertó 15 de 18 greens en regulación en Ponte Vedra Beach. El venezolano le dio crédito al haber jugado con uno de los punteros, Webb Simpson, quien lo ayudó a mantener el paso.

El estadounidense Simpson es uno de los seis jugadores que comparten la cima del tablero en el TPC Sawgrass. Los otros líderes son sus compatriotas Dustin Johnson (1° del mundo), Chesson Hadley, Matt Kuchar y Patrick Cantlay, todos con 66 toques (-6) al igual que el sueco Alex Noren.

“Es muy bueno jugar cuando uno ve buenos tiros constantemente, te mantiene enfocado”, señaló Vegas. “Simplemente uno tiene que mantenerse concentrado y tratar de pegar buenos tiros también. Por suerte pudimos hacerlo desde el principio hasta el final, lo que fue muy bueno. Ojalá siga así”.

Por su parte, Tiger Woods ocupa el puesto 69° luego de firmar un 72 (par) que incluyó un águila, dos birdies y cuatro bogeys. En tanto, Phil Mickelson anotó tres doble-bogeys en sus últimos cinco hoyos en su magra ronda de 79 tiros (+7), actuación que lo ubica en el lugar 139° de la pizarra.