Poblano Benítez es líder por cinco golpes en el VISA Open de Argentina

PILAR, BUENOS AIRES, Argentina – El Poblano Isidro Benítez no solo defendió su liderato en la tercera ronda del 113º VISA Open de Argentina presentado por Macro, sino que extendió su ventaja de dos a cinco golpes con solo 18 hoyos por jugar en Pilará. A sus rondas de 67 y 66 de los dos primeros días hoy les agregó un 67 para mejorar a 16-bajo par 200.
 
Jugando a su lado en el último grupo, el estadounidense Harry Higgs hizo birdie en el hoyo 18 para presentar una tarjeta de 2-bajo par 70 y tomar la segunda posición en solitario con 11-bajo par.
 
El canadiense Russell Budd hizo 67 golpes, con águila en el hoyo 18, para avanzar desde el duodécimo puesto a un empate por tercero. Budd, con 10-bajo par, acompañará a Benítez y Higgs en la última salida del domingo a las 12:10 p.m. por el tee del hoyo 1.
 
Los otros dos jugadores en la tercera posición son los estadounidenses Evan Harmeling, quien hizo 69 golpes, y Michael McGowan, 71.
 
Con 9-bajo par, a siete golpes del líder, los mejores argentinos del campeonato son Gastón Bertinotti, 70, y Ricardo González, 71. Ellos comparten la sexta posición con el estadounidense Austin Smotherman, quien hizo un 65 que incluyó ocho birdies.
 
Chase Hanna, también estadounidense, brilló al imponer un nuevo récord de campo de 9-bajo par 63, con nueve birdies y sin bogeys. Su inspirada tercera ronda en este ‘Signature Course’ de Jack Nicklaus lo llevó de un empate por el puesto 49 hasta otro por el noveno, a ocho golpes de la punta.
 
“En la primera vuelta le pegué muy sólido a la pelota y entró todo. La estoy rodando muy bien, la verdad ha sido una semana muy buena con el putter y esperamos que así siga mañana”, dijo Benítez sobre un día que arrancó haciendo birdies en los hoyos 1, 3, 6 y 9 para tomar la ventaja de cinco golpes con la que terminaría el día.
 
Comenzando los segundos nueve, los cuales resultaron mucho más luchados, hizo su único bogey del día en el 11. “Pegué un mal tiro en el 11, fue el primer tiro malo que pegué en el día. Tuve suerte de que la pelota me quedó ‘jugable’ y eché un muy buen tiro desde ahí y boqueó el putt (para par). Después de ahí, en el 12, pegué un mal drive y un mal segundo tiro, pero pude salvar el par y desde ahí se volvió a encaminar todo”, afirmó sobre una ronda que cerró salvando buenos pares y con birdies al 16 y 18 para evitar que su ventaja fuese recortada.
 
Con una ventaja de cinco golpes y a solo 18 hoyos de conseguir una resonante primera victoria como profesional, Benítez se refirió al plan de juego para un día final en el que podría convertirse en el ganador más joven en la historia del PGA TOUR Latinoamérica. De ganar se metería en el top-60 de la Orden de Mérito, en donde por ahora figura en el puesto 89, y se vería recompensado con una invitación para jugar el Abierto Británico del año próximo.
 
“Hay que seguir poniendo la pelota en green de tres en los pares-5 y de dos en los pares-4 y dejar que la bola ruede. La estoy rodando muy bien en los greens y mientras me esté dejando buenas chances creo que va a ser suficiente para tener una buena ronda mañana”, concluyó sobre la que será indudablemente la ronda más importante de una carrera profesional que inició al salir de la secundaria en agosto del año pasado.