En el cuarto hoyo de desempate: Mickelson derrota a Woods para quedarse con “The Match” y los 9 millones de dólares

Tal y como prometía.  “The Match” cumplió con todas las expectativas y Phil Mickelson ganó un inédito duelo a Tiger Woods que se definió en el cuarto hoyo de desempate, cuando en Las Vegas ya ni había luz natural.

Y es que el match entre ambos tuvo muchos capítulos, porque no solo duró 21 hoyos y prolongó la emoción a los espectadores hasta el final, también porque realizaron apuestas laterales y también se desarrollaron conversaciones íntimas entre los dos mientras iban a pegar sus tiros. Así fue el “Duelo del Siglo en el Shadow Creek Golf Course de Las Vegas.

Todo partió antes con el acuerdo entre ambos que concretaron en conferencia de prensa, donde Mickelson apostó 100 mil dólares a que hacía un birdie en el hoyo 1 del match. Tiger no se quedó atrás y aumentó la apuesta a 200 mil dólaresFinalmente, el zurdo californiano erró un putt para birdie a una corta distancia y ambos se fueron igualados al 2. Así empezó un partido que después sacó chispas.

Mickelson comenzó dominando el duelo ante un Tiger que mostró dudas desde el principio sobre el green. Al errar un putt para par, el nacido en San Diego tomó ventaja en el hoyo 2 y así la mantuvo hasta el  7. En ese par 3, Woods embocó un birdie que le dio la paridad.

Sin embargo, en el hoyo 8, Mickelson toma ventaja otra vez ante un nuevo error de Tiger, que convirtió un bogey y con la diferencia de uno arriba cerró los primeros nueve hoyos, vuelta que también trajo otros sabroros detalles.

Se esperaban apuestas laterales entre ambos y así sucedió. Al par 3 del hoyo 5 apostaron 100 mil dólares para quién la dejara más cerca. Mickelson se llevó el premio, igual que en la bandera del 7, otro par 3 y con la misma regla. En esta oportunidad, sin embargo, la bolsa era de 200 mil dólares y aunque el tiro del nacido en San Diego no fue brillante, nuevamente derrotó a Woods. Por último, en el 9, acordaron que si uno hacía águila en ese par 5 se llevaría un millón de dólares, pero ambos acabaron con birdie.

Y aunque sí hubo apuestas laterales en los segundo nueve, ya a partir del hoyo 14 el real objetivo era sacarse ventaja uno al otro en el match. A esa altura, Tiger le había igualado. Incluso, tomó ventaja en un momento, porque le ganó dos seguidos en el 11 y 12. Luego Mickelson respondió con un birdie y quedaron igualados hasta que el zurdo volvió a tomar la delantera en el 15 cuando Woods nuevamente mostró debilidad al errar un par desde dos metros en el 15.

Un final que tuvo muchos capítulos y fue en el 17 donde se vivió el clímax. En ese par 3, Mickelson se dejó un apto putt para birdie, mientras Tiger erraba green, por lo que muchos pensaron que el duelo se podía cerrar ahí. Sin embargo, ocurrió lo contrario y el partido tomó otro camino. Al estilo Woods, el californiano embocó un chip y lo gritó con el alma. El zurdo erraría el birdie, por lo que el match quedó igualado y con un destino claro: el playoff.

El 18 lo empataron, por lo que forzaron un desempate que se definiría en ese mismo hoyo. Tiger lo pudo liquidar. Pero el californiano estuvo débil sobre el green y en un putt de dos metros y medio ni tocó el hoyo. Al 20 y tampoco al 21 se hicieron daño a través de un par 3 adaptado para jugarlo con 93 yardas.

 

Finamente todo se definió en el tercer hoyo de desempate, otra vez con el par 3 de 93 yardas, donde Mickelson clavó un tiro que la ubicó a un metro de la bandera. Mientras Tiger hizo par y cuando las luces artificiales iluminaban la cancha, después de que el sol se escondiera en Las Vegas, el zurdo nacido en San Diego emboco el birdie para ganar “The Match y así llevarse nueve millones de dólares al bolsillo.

Los dos íconos del golf mundial protagonizaron un duelo excepcional y que fue de menos a más, con un principio que no se hicieron mucho daño ni dieron emoción. Sin embargo, el show lo dejaron para un final que cumplió con todas las expectativas y que seguramente ya se hable de una revancha. (Golf Channel)